Un poco de historia del puerto de Mahón

null

La base

Considerado el mejor puerto del Mediterráneo, en el siglo XVIII, la Armada Inglesa tuvo aquí su mejor Base Naval. Port-Mahón nos invita hoy a reflotar la emoción dormida bajo sus tranquilas aguas.

null

Lord Nelson

No olvidemos que, más allá del fragor de la batalla, incluso Lord Nelson pudo darle un respiro a su corazón. ¿Le recitaría el Almirante a Lady Hamilton poemas de amor?

null

La Mola

La Historia da más vueltas que un tornado en el Mar. La Mola erigida para defender el Puerto de Mahón (Menorca), acabó siendo más conocida como prisión política-militar, dando tan mala fama a Mahón.

null

San Felipe

Los piratas no eran el único quebradero de cabeza para los Ingleses. Y si no, que se lo pregunten al Almirante John Byng, que perdió la suya tras el asedio del castillo de San Felipe por la armada Francesa.

null

Lazareto

Afortunadamente estamos en el siglo XXI y no sufriremos a bordo ninguna epidemia. En 1900 nos hubieran retenido en la "Isla del Lazareto" donde pusieron en cuarentena más de 13.000 barcos.

null

Georgetown

La Georgetown de las tropas Inglesas, se llama hoy Es Castell. En su puerto pesquero (Cales Fons) aparte de ver salir el primer sol de España, el viajero avisado podrá degustar nuestro mejor pescado fresco.

null

Illa del Rei

Aguzad el oído. Desde la Illa del Rei también conocida como "the Bloody Island" nos llegan todavía los ecos de los lamentos del hospital donde convalecían los soldados Ingleses en el siglo XVIII.

null

La casa de Collingwood

Otro famoso británico que pasó tiempo en el Puerto de Mahón (Menorca) fue el Almirante Collingwood. En su residencia, una mansión roja de estilo inglés, todavía pervive el alma de este comandante de la flota inglesa. Hoy es un hotel con mucho encanto... con fantasma incluido.

null

Cruceros

Actualmente, muchos barcos continúan surcando el Puerto de Mahón (Menorca). Tranquilos, no son piratas sino elegantes cruceros; más de 100 nos visitan cada temporada.

null

Xoriguer: Tripulación... ¡a las bodegas!

Sin necesidad de remar os contaremos otro de los secretos mejor guardados de Menorca. No levéis anclas sin descubrir el genuino Gin inglés de las destilerías Xoriguer.